14 abr. 2009

DAR LA CARA. Darío Jaén

Foto: Ángel Luis Aldai

Entrevista publicada en VIHVE! Suplemento sobre VIH/Sida  de la Revista ZERO en el período en que Rubén Tosoni era el coordinador de este ámbito.

 Por: Paul van Scherpenzeel

De alma activista y comprometida, Darío Jaén ha unido su carrera y su vida a dos grandes objetivos: la lucha contra el sida y la promoción de su isla, Gran Canaria, como gran destino turístico gay europeo. Miembro directivo de Amigos Contra el Sida, Coordinador del grupoLGTB y Secretario de política turística, cultura y movimientos sociales del PSC-PSOE en la Agrupación Local de San Bartolomé de Tirajana, vicepresidente de GLAY (Asociación LGTB de Maspalomas-Gran Canaria)… Los cargos se acumulan en una personalidad referencial del activismo gay patrio. VIHVE! se dio un paseo por su isla afortunada para charlar con él.

ZERO: Los gays celebramos ahora la consecución del derecho al matrimonio, pero aún siguen abiertos otros campos, como el de la lucha contra el sida. ¿Cuáles crees tú que serían los grandes objetivos a nivel político en dicha lucha?

DARÍO JAÉN: Formación e información. Nuestra sociedad debe, por encima de todo, conocer la realidad VIH, su prevención y su proceso, para que las nuevas generaciones tengan el instrumento que detenga definitivamente su crecimiento. Ya no hay excusas para no crear campañas más activas, realistas: debemos exigir más inversión para la prevención, para la solidaridad y contra la discriminación. 

Z.: Entonces, ¿cómo valorarías la actuación hasta hoy en materia de sida de las fuerzas políticas de nuestro país?

D. J.: Sigue dando la impresión de que la cuestión no va con nosotros. Las acciones son pocas y puntuales, como para acallar nuestras conciencias. Pronto desaparece la memoria de aquellos y aquellas que ya no están.

Z.: ¿Qué errores o vacíos encuentras en los programas políticos de nuestros partidos?

D. J.: No podemos proponer objetivos programáticos concretos desde el desconocimiento de la realidad VIH. Son necesarias acciones más concretas en la lucha contra los efectos secundarios de los antiretrovirales, como la lipodistrofia, agenda mensual de intervenciones formativas, más dotaciones económicas a los proyectos de las ONGs, más inversiones para la atención primaria y especializada, etc...

Z.: ¿Crees que es correcto que las campañas se orienten siempre a la prevención? ¿No serían necesarias también campañas para educar a la gente a convivir con seropositivos, o incluso campañas dirigidas a los propios infectados para enseñarles cómo vivir mejor?

D. J.: Sin hipocresía. Esta sociedad debería poner cara a deportistas, personas de la cultura o vecinos seropositivos, que por su cercanía le quiten hierro al asunto, mostrando la cara mas serena de esta realidad. Así se relajarían las formas,y las discriminaciones tenderían a desaparecer. Tenemos ejemplos de valentía en mujeres que han padecido cáncer y han querido compartir su experiencia con el mundo. La visibilidad de los seropositivos apoyaría siempre a los y las que sufren en silencio su proceso. Liderar estas acciones nos hará crear una sociedad más solidaria

Z.: ¿Consideras que es mayor el compromiso de la comunidad homosexual en la lucha contra el sida que el que tienen los heterosexuales?

D. J.: Por supuesto, por esa sensación de que la pandemia afecta sólo a los tradicionales grupos de riesgo, cuando en realidad sabemos que el mayor incremento ha sido en la mujer heterosexual joven. La pérdida de vidas humanas anterior a los tratamientos que posibilitan hoy una mayor esperanza y calidad de vida fue enorme. Hoy vemos como lejana la situación en otros continentes que carecen de recursos socioeconómicos para esta lucha, y por ello la solidaridad y el abaratamiento de costes de los antiretrovirales es nuestro deber en conciencia.

Z.: A un nivel más cercano y personal, los seropositivos deben enfrentarse al duro paso de salir del armario serológico. ¿Qué es lo más difícil a la hora de vivir abiertamente como seropositivo?

D. J.: La desinformación de los demás y, como consecuencia, el rechazo social.

Z.: ¿Cuáles son las valoraciones más importantes que debe uno hacer antes de declararse seropositivo de forma pública?

D. J.: Creo que, de forma personal, ponernos en el lugar del otro. Puede ser que tu entorno familiar y socio-laboral necesite un proceso informativo sobre la carencia de “peligros” para la convivencia. Que la visibilidad de tu nueva situación crezca, reforzando tu autoestima y apoyándote, en lugar de ser contraproducente. Cada persona debe decidir si su entorno y contexto reproducirá acciones positivas al decirlo. Apoyarse en los otros y las otras que naturalmente disuelven las resistencias. Responderse: ¿va mi estado personal a cambiar en positivo por visibilizar mi situación?

Z. ¿Qué mensaje darías a un chico joven que acaba de recibir la noticia de que es seropositivo?

D. J.: La vida nos entrega una prueba para ser mejor persona y crecer desde una nueva perspectiva. No hay que sentir miedo ni lástima por uno mismo, sino mirarse al espejo y reconocerse vivo. Es necesario cuidarse, tomar la medicación, y pedir ayuda si te encuentras sin fuerzas. Siempre hay la gran sorpresa del abrazo familiar y amigo que te acompaña en el proceso.

Z.: ¿A qué puede aferrarse uno en los momentos más duros?

D. J.: A las creencias personales, y a los/las incondicionales. La vida está para ser vivida... Muchos/as amigos/as se fueron porque le ordenaron

a su estado psicológico y mental urgencia por morir. Hoy VIH es sinónimo de mirar hacia adentro para mejorar y hacia fuera para apoyar a otros/as con tus mismos retos.

Z.: Maspalomas se está convirtiendo en uno de los grandes destinos turísticos europeos gays,  gracias -entre otras cosas- a la manifestación anual que organiza GLAY. ¿Qué está suponiendo todo el auge gay para una isla como Gran Canaria?

D. J.: Estamos consiguiendo el reconocimiento de Maspalomas Costa Canaria como destino de calidad para la comunidad LGTB mundial, el apoyo de las instituciones públicas y privadas, haciendo mención muy especial de nuestra Alcaldesa Dª. Concepción Narváez, que ha estado en todas y cada una de las manifestaciones en favor de los derechos LGTB, convirtiendo San Bartolomé de Tirajana en referente Nacional e Internacional.

Z.: Dada la afluencia de extranjeros a Maspalomas, ¿notas que haya alguna diferencia en otros países en temas de educación sexual y prevención y lucha contra el sida?

D. J.: La naturalidad en el trato demuestra un mayor conocimiento y dan sobrada cuenta deque van por delante. En mi último viaje me reuní con un gran amigo colaborante con Amnistía Internacional donde los avances en prevención en Sudamérica van sensibilizando a los mas jóvenes. Solidaridad es la clave: los que más tenemos, más debemos dar, y no hablo sólo de inversiones. Debemos mostrarnos cercanos y sinceros con las situaciones más desfavorecidas.

Z.: Pareces profundamente enamorado de tu isla. ¿Qué es lo que te enamora de Gran Canaria?

D. J.: Su cualidad de “continente en miniatura”, eslogan que la ha puesto a la cabeza de la promoción turística, y su cultura, sus gentes, sus olores y sabores, las sensaciones de esta tierra con sol, playa y dunas. Para mí es el lugar ideal para vivir, destino de tantos turistas del mundo entero...

Z.: ¿Cómo se conciencia a turistas y visitantes en general de extremar las precauciones en esas noches de fiesta en las que pueden mezclarse sexo, alcohol y drogas?

D. J.: El programa antisida que desarrollamos desde Amigos contra el Sida, que tiene su ámbito de actuación en toda Gran Canaria, incluye el proyecto ‘Sexo seguro entre Hombres’, donde se realizan acciones dirigidas a los locales, como reparto de preservativos y literatura específica, así como la información de nuestro servicio en el local de la Concejalía de Políticas de Igualdad del Centro Comercial Yumbo. Desde su libertad, las personas disfrutan de sus vacaciones y, siendo objetivo, la gente ha bajado un poco la guardia, así que debemos insistir en la prevención sin dejar de pasarlo bien.

Z.: Has hecho de la lucha contra el sida un compromiso que sobrepasa lo personal. ¿Crees que sólo con actitudes realmente comprometidas podremos llegar a conseguir algo?

D. J.: Ya lo comenté en mis palabras anteriores: una campaña cercana con caras y nombres de verdad harán que los falsos temores desaparezcan. Los liderazgos en esta cuestión son imprescindibles.

Z. El nombre de nuestra publicación especial, VIHVE!, anima a todos los seropositivos a mirar hacia delante y vivir con optimismo. ¿Qué es lo más bonito que te ha dado la vida?

D. J.: Una salud de hierro y el respeto de los demás, empezando por mi familia. Todos tenemos una gran tarea y será cuando la misión este cumplida cuando podamos volar al otro lado. Ánimo a todos y a romper con el miedo,como yo lo hice. Abrazos positivos.

No hay comentarios: