29 jul. 2013

VIH Sida Cuídate en Positivo - Hoy, 28 de julio, la Organización Mundial de la Salud conmemora el Día Mundial contra la Hepatitis.



Publicado por gTt-VIH Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH.

La noticia del día - 28-07-2013
Los activistas critican la inacción y la falta de liderazgo de la OMS en la respuesta global a la hepatitis C.

Autor: Juanse Hernández
El 28 de julio de cada año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y sus asociados conmemoran el Día Mundial contra la Hepatitis. Se eligió esa fecha en honor del descubridor del virus de la hepatitis B –Baruch Samuel Blumberg–, galardonado con el Premio Nobel, nacido ese día.
El lema elegido este año, ‘Esto es la hepatitis… Conócela. Afróntala’, hace hincapié en que las hepatitis siguen siendo enfermedades desconocidas como amenazas sanitarias en gran parte del mundo, por lo que resulta crucial incrementar los esfuerzos dirigidos hacia la sensibilización y su comprensión.

Sin embargo, este año, la conmemoración no está exenta de las críticas y protestas de los activistas y defensores de los derechos de las personas que viven con hepatitis. Pese a los buenos propósitos de la OMS cuando se acerca el 28 de julio, las organizaciones no gubernamentales (ONG) le critican su inacción y falta de liderazgo en la respuesta mundial a la hepatitis C.
Foto: Cartel reivindicativo de HepCoalition. Y razón no les falta. A pesar de que la hepatitis C es una enfermedad tratable y curable, más de un millón de personas han fallecido por su causa desde 2010. Aquel año, el Consejo Ejecutivo de la Asamblea Mundial de la Salud encargó a la directora general de la OMS, la Dra. Margaret Chan, que recabara el apoyo político y los recursos apropiados para dar una respuesta eficaz a la pandemia mundial que constituyen las hepatitis víricas.

La inacción de la OMS en la respuesta a la hepatitis C ha permitido, en buena medida, que esta epidemia continúe propagándose a lo largo y ancho del planeta. Cada año se infectan entre tres y cuatro millones de personas, y si bien la mayor parte de las nuevas infecciones se producen entre usuarios de drogas inyectables (UDI), menos de un 4% de estas personas tienen acceso a material de inyección esterilizado. Según los activistas, este terrible fracaso en materia de salud pública permite que se siga propagando la epidemia. Resulta paradójico que la OMS califique la hepatitis C como una ‘bomba viral de relojería’, cuando ha hecho bien poco hasta la fecha para responder de forma eficaz a este problema emergente de salud pública.

La OMS calcula que 150 millones de personas viven en el mundo con hepatitis C, aunque tan solo una pequeña parte de ellas conoce su diagnóstico. Una gran mayoría de las personas que lo desconocen viven en países de ingresos medios y bajos en los que no tienen acceso a las pruebas diagnósticas, a la atención y el tratamiento. Además, el precio del interferón pegilado, un fármaco irreemplazable en el tratamiento estándar actual de la hepatitis C para todos los genotipos, resulta inasequible. Por otro lado, incluso en algunos países donde se dispone de tratamiento para la hepatitis C, se excluye a los usuarios de drogas intravenosas: únicamente entre un 2 y un 4% de los 10 millones de UDI infectados por VHC en el mundo tienen acceso al tratamiento (véase La Noticia del Día 07/06/2013).
En muchos países, a los usuarios de drogas inyectables que quieren recibir terapia contra la hepatitis C se les obliga a interrumpir el consumo de sustancias o a incorporarse a un tratamiento de sustitución de opiáceos, a pesar de que ninguna de estas medidas responde a criterios clínicos, sino a juicios morales con los que se discrimina y criminaliza a este colectivo. Algunos países que defienden que las drogas causan un grave perjuicio para la salud y generan redes de delincuencia y corrupción y que adoptan la guerra contra las drogas como estrategia política para perseguir la producción, el comercio y el consumo de sustancias, consideran que ofrecer material de inyección nuevo y esterilizado y otras herramientas para la reducción de daños a las personas que se inyectan drogas es una forma de fomentar la dependencia en lugar de una medida de salud pública. Por este motivo, no solo se niegan a introducir los programas de reducción de daños en sus planes de salud pública, sino que persiguen con fuertes medidas criminalizadoras a las personas que consumen drogas (véase La Noticia del Día 13/06/2013).
La HepCoalition, una coalición de organizaciones que trabajan en el ámbito de la hepatitis C (Treatment Action Group [TAG], Médicos del Mundo, Act Up Basel, APN Plus, International Network of People who Use Drugs [INPUD]), ha puesto en marcha una petición de firma para exigir a la directora general de la OMS que muestre un auténtico liderazgo, recabando el apoyo político y los recursos necesarios para responder de manera eficaz a la epidemia mundial de hepatitis C.
Los organizaciones que conforman la HepCoalition y los cientos de personas de 86 países que han firmado ya la petición solicitan a la Organización Mundial de la Salud:
Que defienda reiteradamente la necesidad de ofrecer servicios de reducción de daños basados en los derechos humanos —como los programas de intercambio de jeringuillas, las terapias de sustitución de opiáceos y el tratamiento integral de la hepatitis C— de alcance suficiente para revertir la epidemia de VHC entre los usuarios de drogas inyectables, tal como recomiendan el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA) y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD);

* Que apoye de forma activa la solicitud de inclusión del interferón pegilado en la Lista de Medicamentos Esenciales de la OMS, con lo que aumentarían las posibilidades de acceso a este medicamento a un precio asequible en los países de ingresos medios y bajos. En la actualidad, el tratamiento anti-VHC puede costar hasta diez veces el producto interior bruto (PIB) per cápita en estos países.

* Que proporcione apoyo técnico a los países para ofrecer acceso a productos biosimilares y alternativos al interferón pegilado asequibles, de alta calidad, eficaces y seguros.

* Que elabore unas orientaciones claras sobre detección y diagnóstico del VHC que recomienden explícitamente la realización de pruebas a las personas con VIH, en las que la hepatitis C progresa de forma más rápida, y a los usuarios de drogas inyectables.

Durante el jueves 25 de julio, y en el marco de un día mundial para la acción en más de una docena de países, un grupo de activistas protestaron ante las puertas de la OMS en Nueva York (EE UU) para llamar la atención sobre el fracaso de este organismo internacional para hacer frente a la epidemia mundial de hepatitis C. Los activistas, muchos de los cuales viven con hepatitis C, bloquearon el tráfico en la Segunda Avenida en la calle 47, después de haber ocupado el vestíbulo de la OMS.
"Tenemos las herramientas para acabar con la hepatitis C, pero la Dr. Chan es incapaz de generar suficiente voluntad política como para que se tome en serio esta epidemia", dijo una de las personas en la protesta, miembro de la organización VOCAL-NY. Y añadió: “Con una amplia gama de opciones de diagnóstico, estrategias preventivas de probada eficacia contra la hepatitis (como los programas de metadona y el intercambio de jeringuillas) y medicamentos en investigación y desarrollo que podrían curar al 100% de las personas con hepatitis C, no hay excusas para la inacción de la OMS".

En España, los usuarios de drogas inyectables han sido uno de los colectivos olvidados por la gran mayoría de organizaciones de pacientes de hepatitis. Algunas entidades no solo les han dado la espalda, sino que en ocasiones han contribuido a perpetuar un estereotipo negativo de este colectivo. Cualquier movimiento internacional de lucha contra la hepatitis C entiende que la respuesta a la pandemia pasa por la no discriminación y exclusión de ningún paciente, con independencia de cómo haya adquirido su enfermedad. Únicamente se podrá erradicar algún día la hepatitis C cuando todas las personas, pero en especial los colectivos más vulnerables como el de los usuarios de drogas inyectables, tengan acceso a la prevención, atención, tratamiento y cuidados.
Probablemente si se abordara de este modo cualquier persona que vive con hepatitis C en España (independientemente de cómo adquirió su enfermedad) se sentiría tranquilizada por saber que hay un movimiento social que está defendiendo su derechos como pacientes y no solo los derechos de unos pocos.

Fuente: Elaboración propia (gTt-VIH).
Referencias: Comunicado de prensa de Vocal-NY (25/07/13): On Eve of World Hepatitis Day, New Yorkers With Hepatitis C And Allies Block Traffic, Occupy Lobby of World Health Organization (WHO) Demanding Leadersip to End the Epidemic.

HepCoalition. Se busca: Liderazgo de la directora de la OMS, Dra. Margaret Chan.

24 jul. 2013

VIH Sida Cuídate en Positivo - Trastorno neurocognitivo y uso de drogas en mujeres con VIH.



Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH.

 www.gtt-vih.org

Las áreas más afectadas serían la memoria y el aprendizaje verbal.
Un estudio publicado en Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes ha concluido que la combinación del VIH y el empleo de drogas recreativas (en el ensayo, mayoritariamente el derivado de la cocaína conocido como crack) presentaría un impacto negativo sobre el aprendizaje verbal y la memoria.
El deterioro cognitivo asociado al VIH ha sido un tema de estudio frecuente a lo largo de los últimos años. Este trastorno se vería agravado por otros factores con impacto cerebral conocido, como el consumo de drogas. Este hecho ya fue observado en un reciente estudio español (véase La Noticia del Día 16/07/2013), en el que se identificaron diversos factores que favorecerían el daño cerebral, entre ellos el consumo de drogas inyectables.
Con el objeto de observar el impacto de la infección por VIH y el uso de drogas recreativas sobre la función cerebral en mujeres, una población a menudo infrarrepresentada en los estudios, investigadores estadounidenses del Estudio Interagencias sobre VIH en Mujeres (WIHS, en sus siglas en inglés) llevaron a cabo un ensayo observacional que contó con la participación de 952 mujeres con VIH y 443 sin VIH de perfil socioeconómico similar a las primeras que actuaron como controles. Todas ellas cumplimentaron dos cuestionarios: el HVLT-R (test de aprendizaje verbal Hopkins revisado) y el test Stroop de velocidad de procesamiento y función ejecutiva.
Los autores del estudio distribuyeron a las participantes en tres grupos: uso reciente de drogas (formado por 140 mujeres que habían consumido cocaína o heroína en los seis meses previos a la inclusión en el estudio), uso pasado de drogas (651 participantes que habían consumido cocaína o heroína en el pasado, pero no en los últimos seis meses) y personas sin historial de empleo de drogas (604 mujeres que nunca habían tomado cocaína o heroína).
Las participantes tenían un promedio de edad de 42,8 años y el 64% eran de etnia negra. En el estudio, el uso reciente de drogas más habitual fue fumarcrack diaria o semanalmente.
Tanto la infección por VIH como el empleo reciente de drogas se asociaron de forma significativa (p <0 ambos="" casos="" en="" nbsp="" strong="" style="margin: 0px; padding: 0px;">a menores puntuaciones en aprendizaje verbal y memoria del HVLT-R
.
Sin embargo, al desglosar los resultados del uso reciente de drogas en función del estado serológico al VIH, los investigadores hallaron que la relación significativa entre dicho empleo reciente de drogas y menores puntuaciones en el HVLT-R solo tuvo lugar en el grupo de mujeres con VIH (p <0 a="" an="" analizado="" apuntando="" aspecto="" cognitivo="" cuyo="" de="" deber="" drogas="" el="" empleo="" en="" estar="" este="" estudios.="" hecho="" impacto="" mecanismo="" negativo="" nivel="" p="" podr="" posteriores="" potenciar="" profundidad="" que="" reciente="" se="" ser="" un="" vih="" y="">
En la presente investigación, la interacción negativa entre el uso reciente de drogas y el VIH no afectó a las áreas cognitivas evaluadas en el test Stroop de velocidad de procesamiento y función ejecutiva.
El deterioro cognitivo afecta de forma sustancial a la calidad de vida de las personas. Por ello, sería necesario el desarrollo de programas de prevención en colectivos especialmente vulnerables, tales como las personas con VIH, donde tanto la propia infección como la concurrencia de otros factores (como el uso de drogas, observado en el presente estudio) incrementan el riesgo de padecer una disminución en diferentes áreas cognitivas tales como la memoria o el aprendizaje verbal, capacidades esenciales en las actividades de la vida diaria.
FuenteIAS.
Referencia: Meyer VJ, Rubin LH, Martin E, Weber KM, Cohen MH, Golub ET, et al. HIV and recent illicit drug use interact to affect verbal memory in women. JAIDS. 2013; 63: 67-76.

16 jul. 2013

VIH Sida Cuídate en Positivo - Pakistán y sus fórmulas para incentivar la prevención del VIH.



ISLAMABAD - El despliegue de arte en un camión dedicado a la prevención del VIH y el SIDA fue la fórmula con la que se enfrentó esta grave cuestión social mediante colores vibrantes y expresiones simbólicas. Las obras de arte en los camiones son utilizadas para difundir un mensaje entre la gente a través del lenguaje del arte.

Fuente: Pakistan Today

El espectáculo se basa en el tema de "conducción en vacío - un arte basado camión prevención del VIH y el SIDA y la iniciativa de promoción" por la Red de Desarrollo Humano AMAL en la galería nómada. La iniciativa tuvo como objetivo avanzar en el discurso sobre la participación activa de los hombres y los niños en la prevención de la violencia basada en el género (VBG) y la reducción de la vulnerabilidad al VIH y el SIDA en Pakistán.
La combinación de la investigación y el trabajo con los conductores de camiones y los artistas seleccionados se ha traducido en la producción de una serie de testimonios conmovedores y paneles que expresan las experiencias, esperanzas y miedos de la gente de una manera sensible y única, dijeron los organizadores.
El estudio de las masculinidades en el discurso de género es fundamental para entender las causas subyacentes que sostienen y promueven normas masculinas que conducen a una mayor vulnerabilidad. Involucrar a los hombres como socios en los esfuerzos contra el VIH y el SIDA se convierte así en la forma más fiable de cambiar el curso de la epidemia. Los testimonios de los conductores de camiones han sido traducidos a las obras de arte para defender sus vulnerabilidades y voz, además de abogar por la necesidad de diseñar programas e intervenciones con una lente de "masculinidad". El VIH y el SIDA siguen siendo una de las principales prioridades de desarrollo, después de tres décadas, la pandemia afecta a todas las razas, culturas y grupos socioeconómicos directos e indirectos. Pakistán es considerado país de baja prevalencia en relación con el VIH y el SIDA. Sin embargo, el temor de las exclusiones sociales, el estigma, la rígidez de género y las normas culturales son factores que contribuyen al subregistro de casos de VIH en el país.
Los IBBS (vigilancia biológica y de comportamiento integrado) indican que en una encuesta llevada a cabo por el gobierno de Pakistán y el VIH y el SIDA, la vigilancia del proyecto (HASP) que la prevalencia del VIH entre los grupos de población clave afectados sigue en aumento, con una prevalencia media del 27,2 por ciento entre los usuarios de drogas inyectables (UDI) en 2011. Impulsados ​​por la pobreza, el analfabetismo, la demografía, el estigma social, la discriminación, los sistemas de salud débiles y más importante aún las disparidades de género imperantes, también influye la exclusión de los hombres y los niños para luchar contra el SIDA, en un momento en el que la pandemia sigue extendiéndos en distintas partes y  en todo el mundo en general. -

15 jul. 2013

VIH Sida Cuídate en Positivo - Nuevos tests de diagnóstico para la tuberculosis y distinta respuesta étnica.



La respuesta inmune a la tuberculosis depende de la etnia.

La respuesta inmune de la etnia europea y asiática resultó similar, pero diferente a la africana.
Redacción   | DMedicina .com |  04/07/2013
La respuesta inmune a la bacteria que causa la tuberculosis (TB) varía entre pacientes de diferente orígen étnico, lo que conlleva impotantes implicaciones para el desarrollo de tests que diagnostiquen y monitoricen el tratamiento para la enfermedad, de acuerdo con una nueva investigación publicada en la revista PLOS Pathogens.
Científicos  de la Universidad Quenn Mary de Londres (Reino Unido), en colaboración con el Instituto Nacional para la Investigación Médica (NIMR), analizaron la respuesta inmune de 128  pacientes recientemente diagnosticados de tuberculosis en Londres, quienes fueron divididos según su etnia: africana (45), europea (27), asiática (55), o mezcla europea-asiática (1).
Los resultados recogidos antes de comenzar el tratamiento indicaron que la respuesta inmune de asiáticos y europeos fue similar, pero diferente en el caso de la etnica africana. Esta diferencia estaba causada por la variación étnica en el aporte genético de los pacientes y no tenía ninguna relación con la cepa de la bacteria de la TB con la que los pacientes estaban infectados.
Incluso después de 8 semanas de tratamiento, los investigadores encontraron que la variación étnica en la respuesta inmune llegó a estar más marcada, y se encontró un número de biomarcadores inmunológicos que diferían entre africanos y europeos/asiáticos.
"Los experiementos con glóbulos blancos cultivados en el laboratorio han mostrado que diferentes cepas de la bacteria de TB producen diferencias en la inflamación. Alguien, por lo tanto, podría esperar que la respuesta inmune de los pacientes con TB fuera distinta, según la cepa de TB con la que estuvieran infectados", comenta Adrian Martineau, del Instituto Blizard, que forma parte del Queen Mary. "Sin embargo, nuestro estudio ha revelado, por primera vez, que de hecho son las diferencias étnicas en el aporte genético de los pacientes lo que causa la mayoría de estas variaciones en las respuestas inmunes, con un pequeño efecto de la cepa de TB con la que se han infectado", matiza el experto.
Anna Coussens, del NIMR, explica que estos resultados propiciarán que en el futuro sea necesario validar los diagnósticos de los tests y los biomarcadores en diferentes poblaciones étcnicas. "El estudio conlleva importantes implicaciones, tanto para el desarrollo de nuevos tests de diagnóstico, que cada vez más depende de la respuesta inmune, como del trabajo de identificar biomarcadores para medir la respuesta a los tratamientos anti-TB", añade Coussens.


1 jul. 2013

VIH Sida Cuídate en Positivo - A mediados de junio se celebró en Valencia el XLI Congreso Nacional de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV),



Alerta ante el incremento de la enfermedades venéreas.

En los últimos años se ha producido un aumento del 16 por ciento. Se considera que muchas patologías están infradiagnosticadas.
XLI Congreso Nacional de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), que a mediados de junio celebró su Congreso Nacional en Valencia.
Enrique Mezquita. Valencia.
dmredaccion@diariomedico.com  
10/06/2013
Las enfermedades venéreas son un problema en aumento, según ha puesto de manifiesto José Carlos Moreno Giménez, presidente de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), que está celebrando su XLI Congreso Nacional en Valencia, y jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Reina Sofía, de Córdoba. A su juicio, "estas enfermedades están aumentando y alcanzando cifras importantes. Los últimos datos apuntan a un crecimiento del 16 por ciento en los últimos años y se calcula que entre 6 y 7 de cada 100.000 habitantes padecerá una sífilis y alrededor de 4 de cada 100.000 habitantes, una gonococia". Ello incluso a pesar de que según los especialistas se trata de patologías infradiagnosticadas.
La profilaxis es la clave 
Hay otras patologías venéreas, como los condilomas o herpes, de las que se desconoce su incidencia porque no son de declaración obligatoria. Entre las causas que explican esta situación, Moreno señala especialmente "el miedo a contraer estas enfermedades y, en especial, el sida, que ha pasado de mortal a crónica". Además, también influye "el fenómeno de la inmigración -en especial, personas que vienen a buscar trabajo, no lo encuentran y caen en la prostitución-, la promiscuidad -sobre todo en el colectivo homosexual- y la falta de utilización de protectores y profilácticos".
Moreno también expuso las novedades en el manejo de la toxina botulínica, recalcando que son más importantes las de carácter médico que estético.
Crear resistencias 
A modo de ejemplo, señaló su uso en el aumento de sudoración o sobre las glándulas sebáceas, remarcando que el sudor no es una cuestión cosmética, sino que tiene un componente psicológico muy importante. "Se trata de soluciones temporales (entre cinco y seis meses de vigencia) y corremos el riesgo de que anticuerpos actúen contra la toxina y nos hagamos resistentes a su efecto, aunque, por fortuna, siempre salen nuevas composiciones".