13 ene. 2008

Comunicación – Prensa escrita

El Institut de Drets Humans premia a la periodista Mercè Conesa



La periodista.

Foto: Pepe Encinas

• La entidad reconoce la labor de la periodista de EL PERIÓDICO

EL PERIÓDICO 12/1/2008
BARCELONA

La periodista Mercè Conesa se ha pasado más de 15 años explicando la ingente labor de las oenegés y revelando a los lectores de EL PERIÓDICO las últimas noticias de los movimientos sociales। Firme defensora de que no hay causa perdida ni verdades a medias, Conesa siempre ha basado su trabajo en ofrecer una información rigurosa, sin tapujos. Es ese periodismo puro y duro que tanto ama el que le ha valido el reconocimiento del Institut Català de Drets Humans (ICDH). La entidad le ha otorgado la mención especial para medios de comunicación de los Premios Solidaridad por su extensa trayectoria profesional.

8 ene. 2008

VIH Sida - Niegan seguro de accidentes.

Aseguradoras marginan a voluntarios seropositivos.

Fuente: El Periódico de Catalunya.

Artículo de MERCÈ CONESA

Barcelona 7 /12/ 2002

Un colectivo ‘gay’ denuncia que no se cumple con un mandato del Parlament de Catalunya.

Los voluntarios que trabajan en las ONG deben tener un seguro de accidentes, según recomienda el Parlament de Catalunya. Pero varias organizaciones no pueden cumplir con esta premisa porque las compañías de seguros se niegan a suscribir pólizas con determinados voluntarios, como los seropositivos y, en general, con los enfermos que trabajan en asociaciones de ayuda mutua. «Eso es lo que nos ha ocurrido a la Associació Gais Positius», afirmó su presidente Rubén Tosoni. «Ni el Incavol (Institut Català del Voluntariat), ni las dos asociaciones a las que deriva las demandas de seguro han podido encontrar ningún tipo de seguro que cubra a los voluntarios de nuestra asociación», agregó. El argumento, no escrito pero sí verbal, siempre es el mismo: «No podemos asegurar a una persona seropositiva, por la situación de riesgo de su salud».Frente a esto, Gais Positius se ve en la imposibilidad de cumplir el artículo 6 de la Carta del Voluntariado de Catalunya, en el que se reconoce como un derecho «tener cubiertos los riesgos derivados de la actividad que llevan a cabo como voluntarios y los daños que, involuntariamente, pudiesen causar a terceros, por razón de su actividad».

El perfil asociativo

Esta carta pasó por el Parlament y recibió el voto unánime de todos los grupos parlamentarios. «Pero nosotros, no podemos cumplirla», «Además –prosiguió–, una organización como la nuestra (o como una de minusválidos, de diabéticos o enfermos de cáncer) es lógico que tenga a personas implicadas en la materia entre sus voluntarios, porque nos dedicamos a la ayuda mutua». Ante la imposibilidad de cumplir el mandato de la Carta del Voluntariado y del Parlament, Gais Positius ha pedido la mediación del Síndic de Greuges para que intervenga en el caso. «Es nuestra única solución, puesto que ni siquiera el Consorcio de Seguros, al que hemos acudido, ha sabido darnos una solución»,señaló el portavoz.

Una solución pública

«Nosotros no podemos obligar a las empresas aseguradoras a que nos suscriban una póliza –prosiguió–, pero el Síndic, sí que puede intervenir ante el Incavol y hacer que este organismo público promueva una solución».

4 ene. 2008

VIH Sida - LGTB - Otro problema, la vejez.

¿Hay vida más allá de los 60?


¿Alguien recuerda alguna campaña de prevención del SIDA dirigida a los gays de la tercera edad? Con toda probabilidad, la respuesta será que no. Significa eso que los homosexuales de edad avanzada no tienen sexualidad? para nada, pues es evidente que si.

Este es solo uno de los muchos ejemplos con los que se puede evidenciar la nula presencia de la población homosexual de mas de 65 años dentro de la comunidad GLBT. Y que este hecho, mas allá de las consideraciones sobre la estética o los referentes colectivos, lleva parejo el desprecio hacia una parte muy importante de nuestra comunidad.

Porque haciendo un calculo rápido veremos que en España estamos hablando de aproximadamente 270.000 personas (el 10% de la población masculina de mas de 65 años), lo que equivale a toda la población de La Rioja.

270.000 personas que vivieron en su juventud una de las peores etapas de represión franquista contra la homosexualidad, cuando la Ley de Vagos y Maleantes (1954) y posteriormente la Ley de Peligrosidad Social (1970) penaban la homosexualidad con la reclusión.

270.000 personas que sufrieron en primera persona los inicios de la crisis del SIDA, cuando la palabra gay significaba ante toda la sociedad ser enfermo, y lo que es peor, ser una amenaza para los demás. Un momento en el que además, se desconocían las vías de infección, y donde todo eran miedos.

270.000 de las cuales quizá 60.000 son seropositivas, y que una parte importante ha padecido en carne propia los agresivos tratamientos antirretrovirales de los inicios. Y que, dada su propia historia, no han podido compartir con otros esta realidad, ya que antes no habían "salido del armario".

270.000 ancianos, un 11% de los cuales sufre tres o más discapacidades y aproximadamente una cuarta parte presenta algún tipo de dependencia, que llega hasta el 60% en los mayores de 80 años.

270.000 personas que en la mayoría de casos no tiene una red familiar que les acoja cuando no se pueden valer por sí mismos, y que con probablemente tendrán que ingresar en alguna residencia de ancianos regentada por la iglesia donde, una vez mas, tendrán que esconder su condición sexual.

Y lo que es peor, 270.000 ancianos que son ignorados y hasta mal vistos en los espacios de ocio gays. Espacios que por cierto, han sido conquistados en gran parte gracias a los esfuerzos de una pequeña pero muy destacada parte de gays que hace mas de 20 años pusieron los pilares para que hoy todos vivamos el momento de mayor libertad y respeto hacia la comunidad gay que jamás se ha conocido en España.

Pero claro, lo que hoy realmente parece importar es tener un cuerpo de gimnasio, lucir la ropa de los diseñadores de última moda y utilizar cremas de las mejores marcas comerciales, precisamente con el objetivo de luchar contra el envejecimiento.

¿Es hoy la comunidad GLBT algo mas que un espacio de ocio y un modelo de consumo? ¿Tenemos un sentimiento de colectivo a partir del cual defender un modelo de sociedad en el cual la libertad y la igualdad sean los pilares fundamentales? La respuesta nos la dará la capacidad que tengamos, de forma colectiva, para dar una respuesta rápida y eficaz a los problemas y necesidades que hoy tienen uno de cada cinco gays de España, que es precisamente el porcentaje de homosexuales de la tercera edad respecto a nuestro colectivo.

Aunque posiblemente algo tarde, la FELGT y Gais Positius han iniciado este camino con sendos estudios sobre la realidad de la comunidad de ancianos homosexuales, complementado con la propuesta de la Fundación Arena para crear una residencia de la tercera edad y por las actividades del Casal Lambda con el grupo Aeneas. Pasos tímidos, pero meritorios precisamente por abrir un debate inexistente hasta ahora.

Por una vez, seria justo que estas 270.000 personas no tuvieran que ser los últimos en padecer una discriminación, sino los primeros en disfrutar de los avances de la igualdad de derechos, en especial aquellos que son seropositivos. Hoy está en las manos de todo el colectivo GLBT que haya vida, y de calidad, más allá de los 60.


Artículo de Xavier Tort i Casals publicado en el suplemento Vhive! de la revista Zero Nº 58

3 ene. 2008

VIH Sida - Lo que el Sida se llevó. Tomás Fábregas



Al viento,

la cara al viento

Ejemplo de visibilidad, paladín de inmigrantes.

Tomás Fábregas cambió el trato dispensado a los enfermos de sida por la política represora de Bush padre. Su enfrentamiento con el presidente provocó que asimilase el perfil de todas las víctimas. Este es nuestro homenaje al activista que optó por dar la cara, dejando de ser uno de tantos luchadores anónimos.


Un año para recordar

1992 llevó a Tomás Fábregas, un gallego de 34 años, a la cima de la popularidad. Fue en Amsterdam durante la VIII Conferencia Internacional sobre Sida organizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Allí, pronunció unas palabras que darían la vuelta al mundo: "Bush tengo el vih, depórtame si te atreves". Este mensaje trasgresor se refería a la decisión de la administración de Bush padre de prohibir la entrada en el país a los inmigrantes portadores del virus de inmunodeficiencia humana (vih). Tal fue el revuelo, que las autoridades no le detuvieron cuando regresó. En la aduana le esperaba la actriz Elizabeth Taylor, enfundada en un traje Chanel rosa y con su pasaporte británico en la mano. Apoyó a Tomás en su lucha pronunciando un breve discurso: "Yo también soy inmigrante. ¿Bush me denegaría la entrada si yo tuviese el sida? (…) No creo ni siquiera que sepa que significa la palabra sida". La imagen de Fábregas se hizo famosa por su camiseta con el lema "no borders" (sin fronteras) de Act Up. Luego creó otras con la frase "el sida no conoce fronteras" escrita en 16 idiomas distintos a la espalda. El alcalde de San Francisco declaró festivo en su honor el 25 de julio de 1992, día de su regreso a la ciudad.

El hombre que persevera

Tomás nació en A Coruña en 1958. Allí estudió bachillerato y comenzó sus estudios de Geografía e Historia en la universidad de Santiago de Compostela. Decidió viajar a EE UU en 1979, trabajó en Nueva York, en la sede de la Organización de Naciones Unidas (ONU). Cinco años en la ONU, despertaron su preocupación por las injusticias que sufrían los inmigrantes centroamericanos. Se trasladó a San Francisco (1988) para completar sus estudios y realizar un master en administración y dirección de empresas. En 1991, contrajo el VIH, su espíritu reivindicativo y su excelente curriculum, le llevaron a integrarse como voluntario cualificado en la San Francisco AIDS Fundation. Uno de los más prestigiosos premios anuales que concede esta Fundación, lleva su nombre.

Merecido homenaje

La asociación Milhomes, un grupo defensor de los derechos del movimiento LGTB de A Coruña, organizó una exposición en su honor a finales del año 2003. La muestra denominada "Homenaje a Tomás Fábregas" fue un éxito. El portavoz de Milhomes José Carlos Alonso definió el acto como una "cuestión de agradecimiento". Ahora nosotros, a los diez años de su muerte, queremos recordarlo en toda su humanidad. Difundir su labor e intentar que siga teniendo sentido, es lo poco que podemos hacer por éste y tantos otros héroes sin máscara. En Zero a todos los que luchan contra el sida, los sentimos muy próximos.
Artículo de Rubén Tosoni - Revista Zero Nº 69

Tomás Luis Fábregas Boudín, nació en 1958 en La Coruña y falleció en Oakland el 22 de septiembre de 1994 a causa de complicaciones asociadas al VIH.

En 1979 se fue a trabajar a Nueva York en la ONU y más tarde se mudó a San Francisco. Fue miembro directivo de la 'San Francisco AIDS Foundation', y trabajó en el grupo de inmigración de ACT UP San Francisco dos de las organizaciones que luchan en la ciudad en torno esta enfermedad.


En 1992 acudió al Congreso Internacional sobre el Sida en Ámsterdam en representación de la fundación en la que trabajaba. En esa época, el gobierno estadounidense estableció una ley federal que impedía la entrada al país de personas con VIH.
Fábregas declaró públicamente en la asamblea de Ámsterdam su estado y anunció que retaba a la administración estadounidense a que lo detuviese en la frontera. Cuando llegó al aeropuerto de San Francisco desde Ámsterdam, fue recibido por varios activistas de la lucha contra el sida. En esta ocasión la ley discriminatoria no se le llegó a aplicar.

Una asociación de San Francisco, la San Francisco AIDS Candlelight Vigil, concede anualmente los premios "Tomás Fábregas Awards" en la lucha contra el sida. Asimismo, su implicación en esta causa fue reconocida por la UNESCO: "Tomás Fábregas, un cruzado del sida que luchó para modificar la ley de Estados Unidos que prohibía la entrada de extranjeros con sida en el país".


También lo hizo el Ayuntamiento de San Francisco: "La ciudad y condado de San Francisco está orgullosa de unirse a Tomás Fábregas en su valiente lucha contra la odiosa y discriminatoria norma de visitantes y residentes extranjeros con sida.... se acuerda que yo, Frank M. Jordan, alcalde de la ciudad de San Francisco, en reconocimiento a sus históricos y valientes esfuerzos, proclame el 25 de julio del año 1992 como el día de Tomás Fábregas en San Francisco.

Jeffrey Brooks, el que fuera novio de Tomás, donó tras la muerte de éste seis cajas de documentos relacionados con el trabajo de este defensor de los Derechos Humanos a la Gay, Lesbian, Bisexual, Transgender Historical Society de San Francisco. Dicho material se encuentra allí desde entonces.

Fuente: “Milhomes” http://www.milhomes.es/