17 may. 2011

VIH Sida Cuídate en Positivo - China - Informe sobre discriminación médica.


Informe: Pacientes chinos con sida son discriminados por los médicos.

17/05/2011

Fuente: publico.es

Reuters

A las personas que viven en China con VIH y sida suele negárseles el tratamiento médico en los principales hospitales debido a temores e ignorancia sobre la enfermedad, indicó un estudio publicado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La nación más poblada del mundo -con 1.340 millones de habitantes- contaba en el 2009 con 740.000 pacientes infectados con VIH y 105.000 pacientes con sida, según la agencia estatal de noticias Xinhua, que menciona cifras de Naciones Unidas. El VIH/sida se volvió un problema importante en China en la década de 1990, cuando cientos de miles de agricultores pobres de la provincia rural de Henan se infectaron por un nefasto sistema de venta de sangre, aunque actualmente el virus se transmite en el país fundamentalmente por vía sexual.

Según entrevistas con 103 personas que viven con VIH y 23 trabajadores sanitarios, la OIT y el Centro Nacional de Enfermedades de Transmisión Sexual y Control y Prevención del Sida de China hallaron que a las personas se les ha negado atención médica y que muchas han sido discriminadas por empleados sanitarios. Un hombre VIH positivo, que habló en la conferencia de prensa en la que se difundió el informe, contó cómo se le había negado tratamiento médico por un problema de espalda -debido a su condición de portador del virus- en hospitales de Tianjin y Pekín.

"El médico de nuestro hospital dijo que muchos pacientes necesitan cirugía y que si otros pacientes se infectaban sería algo muy malo", dijo el hombre que se negó a ser identificado. "En el segundo hospital (...) el doctor me dijo: 'Entiendo su sufrimiento, pero debido a su condición no me atrevo a operarlo'", añadió el paciente, un granjero de Tianjin que señaló que fue obligado a dejar su empleo en una firma de acero después de que su jefe descubrió que tenía VIH. El hombre agregó: "Recorrí muchos otros hospitales y me encontré con negativas similares y excusas como falta de equipamiento".

Pekín inicialmente demoró mucho en reconocer la amenaza de la enfermedad, pero desde que lo hizo empezó a combatirla, destinando más dinero a programas preventivos, esquemas de acceso universal a fármacos antirretrovirales para contener el virus e incorporando políticas para reducir la discriminación.

Pero en un país donde el tabú del sexo sigue siendo fuerte y la discusión sobre el tema es muy limitada, la discriminación persistente por parte de los trabajadores sanitarios podría hacer que muchos pacientes eviten el tratamiento médico. Zhang Ke, subdirector del departamento de enfermedades infecciosas del Hospital You An de Pekín, dijo que la política china de que las personas con VIH y sida sólo deban tratarse en hospitales designados para la terapia de enfermedades infecciosas es una de las mayores causas de discriminación.

"Deberíamos eliminar estos hospitales designados", dijo el médico, que trata a pacientes infectados con VIH. Otro hombre VIH positivo de la provincia de Hebei, que contrajo el virus por una transfusión de sangre, hizo hincapié en cómo los trabajadores del hospital insistían en darle el alta rápidamente después de que descubrieron que tenía VIH. "Hablé con ellos después (...) y su preocupación es que en los hospitales rurales, cuando una persona VIH positiva es atendida, muy pocas personas asistirán al hospital. Están preocupados por el impacto sobre sus ganancias económicas", señaló.

Si bien incrementó su lucha contra el sida, China teme a los activistas que defienden los derechos de los pacientes con la enfermedad y en algunos casos los ha encarcelado.

No hay comentarios: