20 abr. 2009

Colombia y Abbott


 La medicación contra el VIH/Sida debe ser de interés público.

Fuente: PORTAFOLIO El Portal de Economía y Negocios.
20.01.2009

En Colombia no hubo acuerdo con el fabricante de Kaletra para bajar el precio de esta medicina. 

Abbott, productora del medicamento Kaletra destinado a tratar esta enfermedad, rechazó la oferta del Gobierno, que intenta no pagar un precio más alto que en otros países de la región. Dentro de un mes, el Ministerio de la Protección Social decidirá si Kaletra, medicamento contra el VIH-Sida, es de interés público, en cuyo caso la  Superintendencia de Industria y Comercio estudiaría la petición de un grupo de ONG de levantarle la patente para que los genéricos le compitan con precios más bajos.
La mayoría de los portadores de VIH-Sida son atendidos con los recursos públicos del sistema nacional de salud. El costo anual por paciente tratado con Kaletra se mueve entre 1.650 y 4.900 dólares, según fuentes no oficiales.
Se estima que en Colombia hay 171.500 infectados o con la enfermedad desarrollada, pero no todas tienen acceso a la medicina, que en el país está protegida con una patente que vence en el 2016.

La multinacional estadounidense Abbott es la titular de la patente de ese medicamento, a la que el Gobierno, después de la petición de las ONG en julio del año pasado, le ofreció 900 dólares por tratamiento anual, afirmaron las mismas fuentes, con lo cual el sistema de salud tendría un ahorro significativo y podría aumentar la cobertura y/o la prevención.

Con el ánimo de no 'romper' la patente, en reuniones en la Casa de Nariño el Gobierno le propuso a la multinacional que le concediera un precio "por lo menos igual al de Brasil", que tras un largo conflicto logró que se situase en 1.000 dólares paciente/año, de acuerdo con un estudio presentado por el secretario de la Comisión Nacional de Precios de Medicamentos (CNPM), Ramón Madriñán, a los ministros de Comercio y Protección Social, Luis Guillermo Plata y Diego Palacio.

La multinacional no aceptó la proposición de 900 dólares, por lo que el Gobierno considera que no es presentable el reconocer un precio superior al del mercado brasileño, pero Abbott por su parte, insistió en que, según lo dicho por Palacio en la reunión del primero de diciembre de la CNPM y consignado en el acta de esta cita, "los costos de importar el producto a Colombia son muy superiores a la propuesta de precio del Gobierno". Palacio pidió verificar "sobre facturas" esa afirmación y por unanimidad la CNPM, en la que participa un representante del Presidente de la República, acogió la solicitud. Con los resultados sobre la mesa, en cualquier momento el organismo le fijará el precio de referencia a Kaletra.

En Perú, el precio de referencia para esa medicina es de 1.138 dólares; en Ecuador, de 2.586,96 dólares, pero este valor fue revisado a petición de Plata. Sin embargo, el director de la ONG Ifarma-AIS, Francisco Rossi, le informó a Palacio que Perú, donde Kaletra no tiene patente, compró el genérico Lopinavir-Ritonavir a 396 dólares paciente-año, lo que, dijo, justifica aún más la petición de las ONG. Ante el rechazo de Abbott a la propuesta del Gobierno, este decidió 'esculcarle' documentos a para verificar que los costos de importación de Kaletra son altos y por esto no aceptó la propuesta de un precio menor al que se le ha venido pagando.

Le 'esculcan' papeles a Abbott

A petición de Diego Palacio, funcionarios de la CNPM visitaron en dos ocasiones la sede de la multinacional Abbott en Bogotá y, lupa en mano, revisaron las facturas donde aparecen los costos de importación del producto. "La tarea se hizo juiciosamente y ya tenemos dichos costos", aseguró una fuente de la CNPM. ¿Qué se busca con esa información? "Tener todos los elementos técnicos para fijarle a Kaletra un precio de referencia", dijo la fuente, por encima del cual no se podrá comercializar esa medicina en el país. La idea, dijo el Ministro de la Protección, es que el sistema de salud no tiene por qué pagar un precio más alto que en otros países de la región. El 2 de mayo el funcionario recibirá las recomendaciones de un comité creado para estudiar el caso y "unos días después tomaré la decisión de si Kaletra es o no de interés público". Abbott ha argumentado que la medicina no tiene la connotación de interés público.

No hay comentarios: