9 ago. 2011

VIH Sida Cuídate en Positivo - Los pueblos indígenas, esos eternos ignorados.











Pareja en Ecuador. Fotografía: P. Virot

La respuesta internacional no reconoce suficientemente la vulnerabilidad de los pueblos indígenas ante el sida.

Reportaje:

10 de junio de 2010

El Informe del 5º Diálogo sobre Políticas Internacionales, celebrado en Canadá, ha indicado claramente que los pueblos indígenas deben ser identificados como grupo prioritario en la respuesta al VIH. El informe también ha pedido que se integre mejor a los pueblos indígenas en la respuesta internacional al sida.

Health Canada, en colaboración con ONUSIDA y la Agencia de Salud Pública de Canadá, celebraron un Diálogo sobre políticas internacionales en torno al VIH/sida y a los pueblos indígenas en Ottawa, Canadá, en octubre de 2009. La reunión ofreció una plataforma para dialogar sobre el impacto del VIH en los pueblos indígenas y explorar cómo seguir avanzando en la investigación, la política y el desarrollo de programas.

El informe final que se creó a partir del diálogo indica que la relación entre el VIH y los pueblos indígenas no ha recibido la debida atención internacional, pese al hecho de que estos pueblos son especialmente vulnerables a la infección por el VIH.

Asimismo, identifica varias pautas de transmisión entre los hombres y mujeres indígenas, como por ejemplo una mayor proporción de nuevas infecciones por el VIH; mayores tasas de transmisión entre mujeres, especialmente en países en desarrollo; y en algunos países, las infecciones se producen a una edad más temprana que en la población no indígena.

El informe, debido a estas vulnerabilidades, pide que se identifique a los pueblos indígenas como un grupo prioritario. También solicita a los países que desarrollen estrategias nacionales para el VIH y los pueblos indígenas y que promuevan las organizaciones de servicios de sida para desarrollar servicios culturalmente apropiados en colaboración con representantes de comunidades indígenas.

Identificando las limitaciones de los sistemas actuales de vigilancia y recopilación de datos, señala asimismo que los pueblos indígenas son a menudo invisibles en las estadísticas. También debate sobre cómo se pueden aprovechar mejor los instrumentos políticos internacionales, como la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas y el Convenio OIT 169 (Convenio sobre pueblos indígenas y tribales).

El informe celebra la creación del Grupo de trabajo internacional de pueblos indígenas sobre VIH/sida (IHAWG, por sus siglas en inglés). Los participantes expresaron durante la reunión su deseo de que este grupo ofrezca una voz unificada para los pueblos indígenas. El informe recomienda asimismo que el IIHAWG se reúna anualmente, empezando con la preparación de la participación indígena tanto antes como después de la XVIII Conferencia internacional sobre sida en Viena 2010.

ONUSIDA ha observado que los diversos factores de riesgo que ponen a individuos y comunidades en situaciones de vulnerabilidad al VIH están presentes en muchas de las poblaciones indígenas de todo el mundo. Entre estos factores está la falta de poder político y social, las desventajas socioeconómicas, como la pobreza, niveles más bajos de educación y la consecuente falta de conocimientos sanitarios, y la discriminación por la raza, la sexualidad y el estado respecto al VIH.

La reunión, que se desarrolló a lo largo de tres días, contó con la participación de unos 50 representantes de Nueva Zelandia, Australia, América del Norte, Central y del Sur, comunidades y redes indígenas y organizaciones gubernamentales y no gubernamentales.

No hay comentarios: