22 may. 2009

VIH Sida Cuídate en Positivo - Lo que el Sida se llevó. Jorge Donn.



Fotograma del film "Les Uns et les autres" de Claude Lelouch.

Jorge Donn está considerado como una de las figuras más representativas del ballet de finales del siglo XX, nació el 25 de febrero de 1948, en El Palomar, Buenos Aires (Argentina). Desde los cuatro años la danza fue su mayor pasión. 

Ingresó a la Escuela de Danzas del Teatro Colon un año antes de los 8 reglamentarios. A los 16 años se recibió, con mención especial, ingresando en el cuerpo de baile estable del Teatro Colón. Comenzó entonces a  usar como nombre artístico el apellido materno. Ese año iba a resultar crucial para cambiar su vida, ya que fue en el mismo 1963, cuando el maestro Maurice Béjart llegó por primera vez a la Argentina con su compañía "Ballet del Siglo XX". 

"Tome una clase con él: y me dijo que tenía condiciones, pero que no podía ofrecerme un lugar en su elenco. Yo por mi parte no me convencí  -dijo el bailarín en sus evocaciones-  Le pedí a un amigo el dinero para el pasaje y me presenté en Bruselas, sede de la compañía". "Béjart se quedó frió al verme: (Pero si te dije que no tenía trabajo para ti). Insistí y tuve suerte: uno de los chicos del elenco se había enfermado y accedió probarme. "Fue lo mejor que podía sucederme en la vida". Pronto se convirtió en bailarín principal del Ballet del Siglo XX. En 1979, interpretó por primera vez Bolero, un ballet que originariamente había sido pensado para una mujer. Su memorable interpretación la popularizó el filme "Les Uns et les autres", del director Claude Lelouch, fué así como su figura alcanzó una proyección internacional. 

Muchas obras de Bejart fueron creadas especialmente para él. En 1987, cuando la Compañía de Bejart se trasladó a Lausana, Donn se radicó en esa ciudad suiza, y comenzó a dedicarse a la docencia tratando de separarse profesionalmente de su maestro. Fue poco después cuando hicieron pública su separación. Béjart justificaba la separación de su primer bailarín, diciendo que "Donn necesitaba independencia''. Pero maestro y discípulo nunca pudieron separarse dado que por encima de todo primaba una relación afectiva muy fuerte. 

En 1990 ya enfermo, fue una vez más el cuerpo inspirador para el creador belga que puso en escena "Nijinsky, clown de Dios", obra que representó junto a la actriz Cípe Lìncovsky. Luego inició una gira mundial con la que rubricó su despedida artística y también humana. Murió en Suiza junto a su maestro por complicaciones deribadas del Sida el 30 de Noviembre de 1992 en Lausanne, la misma ciudad en que ambos, algunos años antes habían anunciado su separación. 

No hay comentarios: