23 oct. 2011

VIH Sida Cuídate En Positivo - Medicina - Podremos empezar a comprender algunas de las patologías cerebrales que afectan a las personas desde edades tempranas.




La activación de pasillos neuronales puede ayudar a tratar discapacidades.

Descubierto el mecanismo por el que las células madre del cerebro pueden llegar a la corteza.

EMILIO DE BENITO
Madrid - 20/10/2011


La idea de que el cerebro es un órgano estanco e inmutable ya no se sostiene. A los descubrimientos sobre su plasticidad se han unido recientemente los de que existen células madre neuronales. Y al complejo mapa se une ahora el descubrimiento de que existen pasillos neuronales que pueden llevar estas células hasta la corteza cerebral. El trabajo, en el que ha participado José Manuel García Verdugo, del Instituto Cavanilles de Valencia, se ha publicado en Nature.
Hasta ahora se sabía que en ciertas regiones del cerebro(los ventrículos laterales cerebrales) había células madre neuronales, pero estas solo llegaban al bulbo olfativo. El nuevo trabajo indica que hay otros caminos -los denominados pasillos- que las llevan a la corteza cerebral. Y este descubrimiento puede estar relacionado con el tratamiento de discapacidades intelectuales o, simplemente, con la mejoría de las capacidades de aprendizaje. Porque si bien regenerar el bulbo olfativo es una capacidad que en los humanos tiene poca importancia (no es el sentido por el que nos guiemos, y, de hecho, por eso el descubrimiento se hizo en animales no humanos, ya que estos canales se cierran a los siete años en los niños), que haya la posibilidad de estimular la llegada de repuestos a las zonas del cerebro relacionadas con el aprendizaje es mucho más importante.
El descubrimiento también podía servir para explicar algunas enfermedades o discapacidades intelectuales. "Cualquier alteración de este circuito migratorio podría ser, pues, la causa de enfermedades y trastornos neuronales con implicación del lóbulo frontal, como la esquizofrenia, el autismo, las adicciones en niños o la hiperactividad", indica el instituto, que cita a García Verdugo: "Hace poco tiempo, el descubrimiento de la existencia de células madre en nuestro cerebro, con la correspondiente neurogénesis adulta, supuso un giro de 180 grados a la forma en que la ciencia entendía el cerebro. Ahora, esta nueva información nos pone en condiciones de empezar a comprender algunas de las patologías cerebrales que afectan a las personas desde edades tempranas".
Como todos estos descubrimientos, su aplicación no va a ser ni mucho menos inmediata. Pero abre la puerta a estudios y posibles tratamientos de estimulación en niños con esos problemas (antes de que se cierren los pasillos).

No hay comentarios: