11 oct. 2011

VIH Sida Cuidate En Positivo - 10 de Octubre día de la Salud Mental - ¿Cómo afecta a los seropositivos?




LA SALUD MENTAL Y EL VIRUS DE INMUNODEFICIENCIA HUMANO (VIH).

¿El vivir con VIH puede afectar mi salud mental?

No es fácil vivir con VIH. Puede hacer que se sienta preocupado, culpable, enojado, impotente, temeroso o triste.1
 
Para la mayoría de los pacientes con VIH, estos sentimientos desaparecen lentamente. Pero para algunos, estos sentimientos pueden permanecer con tanta fuerza que pueden interrumpir su habilidad de llevar una vida normal. Quizá le resulte difícil ir al trabajo, ocuparse de su familia o compartir su vida con la gente que le rodea. De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Mental, uno de cada cuatro personas en los Estados Unidos sufre de algún trastorno de salud mental.2

Sin embargo, el estrés1 y  la depresión1 pueden ser más comunes en pacientes con VIH.
Tal vez tenga estos sentimientos sin siquiera darse cuenta. Por eso es importante consultar con su equipo de atención de salud sobre cómo se siente. Ellos quizá puedan ayudarle a entender la situación por la que está pasando. Existen muchas opciones de cuidado médico y tratamiento. Su médico puede ayudarle a determinar lo más adecuado en su caso.

¿Qué es el estrés?  
Todos hemos tenido un cierto nivel de estrés en nuestras vidas. El trabajo, la escuela, los embotellamientos de tránsito, problemas de dinero, de relaciones, las mudanzas, los cambios de país, una nueva relación, una fiesta…todo esto puede provocar estrés. El reconocer los síntomas del estrés es el primer paso para comprender lo que hay que hacer para controlarlo.

Los siguientes son algunos de los síntomas del estrés:3

• Síntomas físicos: apetito variable, dolor en el pecho, manos húmedas, alta presión arterial, sarpullido, falta de aliento y pulso acelerado.

• Síntomas mentales: dificultad para concentrarse o tomar decisiones, ansiedad y depresión. 

• Síntomas emocionales: enojarse, disgustarse fácilmente, nerviosismo, soledad, sentirse impotente, sentirse infeliz sin ningún motivo, preocupación constante y llorar mucho.

• Síntomas sociales: aislarse de la gente, discutir con amigos o con la pareja y evitar tareas y responsabilidades.


¿Existen formas de manejar el estrés?
Sí, existen muchas maneras de manejar el estrés. Las mismas incluyen:

•Meditación: La meditación puede ayudar a evitar pensar en el pasado o preocuparse por el futuro.4

•Ayuda psicológica y grupos de apoyo: la ayuda psicológica y los grupos de apoyo le pueden ayudar a identificar lo que desencadena su estrés y a hacer recomendaciones sobre cómo controlar las situaciones que provocan estrés.

•Ejercicio, actividad física y dieta: el ejercicio, la actividad física y la dieta pueden darle a su cuerpo el apoyo que necesita para manejar el estrés.

•Técnicas de relajación: encontrar formas de relajarse – divertirse, disfrutar de las cosas que le gustan – puede marcar una gran diferencia para recordarle que usted, y no el estrés, controlan su vida.

Es importante darse cuenta de que no hay una sola forma “correcta” de manejar el estrés. Usted debe encontrar lo que le dé resultado. Además de hablarle sobre las formas de cuidado su médico, también le puede recomendar sobre cómo encontrar otras maneras de evitar el estrés.

¿Qué es la depresión?
Es normal sentirse triste a veces. Pero estos sentimientos se pueden volver tan fuertes que lleguen a limitar la energía que se necesita para mantenerse lo más saludable posible. Cuando esto ocurre, puede que se esté desarrollando una depresión.
 
Si bien la lista siguiente no es completa, la depresión se declara cuando uno tiene por lo menos cinco de los siguientes síntomas por un período de dos semanas o más.5

•Sentirse triste, preocupado o vacío con frecuencia

•Sentirse culpable, impotente, desesperanzado,   despreciable.

•Pérdida de interés en actividades que normalmente disfrutaba.

•Disminución de energía, sentirse enlentecido.

•Dificultad para concentrarse, recordar o tomar decisiones.

• Dormir demasiado o demasiado poco.

• Pérdida de apetito y pérdida de peso, o comer demasiado y aumento de peso.

• Pensamientos de muerte o suicidio.

• Padecer frecuentemente de dolores de cabeza, trastornos digestivos o dolores crónicos que no responden al tratamiento.

• Sentirse inquieto o molesto la mayoría del tiempo.


Por favor consulte con su PM sobre cualquiera de estos síntomas de depresión. Es importante buscar ayuda para la depresión. Los estudios demuestran que los pacientes con VIH que están deprimidos6 pueden empeorar más rápidamente, tienen una mayor disminución en el conteo de células CD4, responden menos a las medicinas del VIH y tienen un mayor riesgo de que su VIH se convierta en SIDA.6
 
Lo más probable es que su PM haya tenido mucha experiencia en el tratamiento de pacientes con VIH que tuvieron que lidiar con la depresión. Su equipo de atención de salud está para ayudarle. Usted no está solo. Usted puede buscar ayuda.


¿Qué debo hacer si pienso que podría estar deprimido?

Lo bueno es que existen tratamientos exitosos para la depresión. Algunos estudios han demostrado que el tratamiento mejora los síntomas de más de cuatro de cada cinco pacientes con depresión.7

El primer paso es consultar con su Médico. Coméntele:

•Las diferentes emociones que ha estado sintiendo

•Cuánto tiempo las ha estado sintiendo

•Cómo le han afectado

•Todos los medicamentos que está tomando en la actualidad

Existen muchos y muy diferentes tipos de tratamientos para la depresión, que incluyen la terapia conductual y psicoterapia y/o medicamentos antidepresivos. Los antidepresivos en general son seguros para quienes tienen VIH, pero como pueden interactuar con otros fármacos, es importante que usted y su médico estén alerta para detectar diversos efectos adversos. Por ejemplo, en general se recomienda a quienes tienen VIH que no usen la hierba de San Juan, una hierba que a veces se usa para las depresiones leves. Puede interactuar de manera perjudicial con medicamentos para el VIH.8

¿El estrés o la depresión pueden ser la razón por la cual tengo problemas para dormir?
Sí. Los factores psicológicos, incluyendo el estrés, son considerados como las
principales causas de muchos trastornos del sueño.9
El insomnio (la dificultad para dormirse o quedarse dormido), así como dormir
demasiado, a menudo ocurren con la depresión.9

 Muchas personas que sufren de depresión tienen problemas del sueño sin saber que la depresión es la causa de esos problemas. Consulte con su PM si tiene algún problema para dormir que dura más de una semana. Cuando se adopta un tratamiento para la depresión, los problemas del sueño relacionados con la misma generalmente desaparecen.9
 
Muchos problemas del sueño se pueden mejorar cambiando los hábitos para dormir, reduciendo el estrés, con cambios en la dieta y con el ejercicio.9

Consulte con su Mécico si sus problemas de sueño continúan incluso con estos cambios.

¿Dónde puedo encontrar apoyo?
Recuerde que no está solo. Si bien su médico es una gran fuente de información y apoyo, ¡Utilice su red social dadio que puede serle realmente útil! Una red de apoyo le puede ayudar a conseguir a alguien que le resuelva problemas de última hora ya sea acompañarlo a una cita con el Médico o simplemente escucharlo si tiene un mal día. Otros grupos ofrecen salud mental y apoyo emocional a través de una orientación, terapia e incluso una atención pastoral religiosa.

Forme su propia red de gente en quien puede confiar y con quien pueda contar. Puede ser una o varias personas. Su apoyo puede venir de familiares, amigos, trabajadores
sociales y/o de otras personas que viven con VIH.

Muchos de los que viven con el VIH se pueden beneficiar de estar en contacto con otros que también están viviendo con la enfermedad. No sólo puede encontrar apoyo sino que
puede ayudar a los demás. Las siguientes son algunas maneras de conseguir y brindar apoyo:

• Participe en grupos de apoyo y en foros de internet

• Ofrézcase para ayudar a otras personas con VIH

• Hágase educador u orador de VIH

• Asista a eventos sociales para conocer a otra gente con VIH.

Aprender más: 
Para obtener más recursos útiles, favor de consultar www.MenteCuerpoHAART.com.1

Consulta si hay psicólogos o psiquíatras en tu Hospital de referencia y pide un pase para hablar con alguno de ellos.

 Asociación Psiquiátrica de EEUU (APA). Hablemos de los datos sobre las dimensiones psiquiátricas del VIH SIDA. 2006.2

 Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH). Estadísticas. 2009. 3

Williams, K. Manejo del estrés. 2003.4

Creswell, JD. Efectos del entrenamiento de la meditación a conciencia sobre las CD4+ linfocitos T en adultos infectados con VIH-1: pequeño estudio aleatorio controlado. Cerebro, comportamiento e inmunidad. 2009.5

NIMH. Depresión y VIH/SIDA. 2002.6

Leserman, J. Rol de la depresión, el estrés y el trauma en la progresión de la enfermedad del VIH. Medicina psicosomática. 2008.7

Recursos clínicos para el VIH. Trastornos de ansiedad en pacientes con VIH/SIDA. 2006.8

Institutos Nacionales de la Salud (NIH). Hierba de San Juan (Hypericum perforatum L.). 2008.9

Algún folleto de cómo conseguir el tratamiento para el VIH adecuado para usted.

Fuente: Mente Cuerpo Haart.

No hay comentarios: