15 feb. 2013



Ciclo del VIH.
La genética influye en la progresión del VIH a sida.
Las investigaciones dirigidas por Javier Martínez-Picado, profesor Icrea del IrsiCaixa, en Barcelona, han desvelado determinantes genéticos que parecen estar implicados en la progresión de la infección del VIH a la enfermedad, diferente según los individuos.
Fuente: DMedicina.com
Moreno. Madrid| soniamb@diariomedico.com   |  11/02/2013
"Sabemos que los cambios en el complejo mayor de histocompatibilidad, constituyen una buena explicación de estos cambios, pero no es la única, también está la epigenética", matiza.
En su laboratorio han comprobado que el porcentaje de pacientes que se infectan por el VIH y progresan muy rápido hacia el sida es mayor de lo que se creía: "Al cabo de tres años de producirse la infección, sin el tratamiento, un 40 por ciento de los sujetos presentan recuento por debajo de 350 linfocitos CD4 por microlitro de sangre". Es un dato sorprendente, sobre el que están trabajando, que se ha podido recabar gracias al esfuerzo de coordinación de muchos centros europeos, al poner en común información sobre infecciones primarias.
Conocer la determinación genética del progreso a sida puede tener dos grandes aplicaciones clínicas, explica Martínez-Picado: "Por un lado, permite predecir cuál será el curso teórico de la infección de un paciente y, por tanto, si es posible, retrasar el tratamiento que, recordemos, resulta costoso y no exento de toxicidad; por otra parte, aporta claves sobre vacunas, tanto prolifácticas como terapéuticas. Algo que hemos aprendido, por ejemplo, es que los anticuerpos no son relevantes en la progresión de la enfermedad, lo que da muchas pistas en ese sentido".
El profesor también alude a un estudio internacional, ya aceptado para su publicación, sobre personas expuestas al virus que no se han infectado; en concreto, el trabajo ha reclutado a 600 pacientes hemofílicos que recibieron factor VIII antes de 1984, de los que 60 fueron aportados por el grupo español. "No hemos hallado, de momento, ningún factor genético mayoritario de protección, más allá de la conocida mutación en CCR5".

No hay comentarios: