11 jun. 2011

VIH Sida Cuídate en Positivo - Lo que el Sida se llevo: Rock Hudson, un mito de la masculinidad.



Lo que el Sida se llevo: Rock Hudson, un mito de la masculinidad.

Un detonante para la opinión pública mundial.

Roy Scherer (Rock Hudson) nació el 17 de noviembre de 1925 en Illinois en los Estados Unidos de Norteamérica. Sus orígenes fueron modestos, él y su madre fueron abandonados en plena depresión por su padre, un mecánico sin trabajo. Cuando su madre volvió a casarse adoptó el apellido de su padrastro, Fitzgerald. 

En 1944, el joven y apuesto Roy Fitzgerald se alistó en las Fuerzas Navales y trabajó como mecánico de aviones en las Filipinas. Al licenciarse mantuvo su ambición de convertirse en actor, aunque trabajó en los más diversos oficios. Finalmente, gracias a la persistencia de su agente, quién lo dio a conocer con el nombre Rock Hudson, fue consiguiendo diversos papeles secundarios hasta acceder a un papel más destacado en la película “Fighter Squadron”. Pero no fue hasta 1954, con la película “Magnificent Obsesión” en que hizo de protagonista junto a Jane Wyman, que empezó a ser conocido por el gran público. 

Situación por otra parte comprensible, dado que estábamos ante un actor con un especial atractivo, era alto, de ojos oscuros y con una voz profunda, Rock Hudson se convirtió en el héroe romántico por excelencia en la década de los 50. Se trataba de grandes melodramas como Gigante (1956), en el cual compartió cartel con James Dean y Elizabeth Taylor. Por este film obtuvo su nominación para el Óscar de la Academia de Hollywood y durante el rodaje inició una entrañable amistad con la mítica Liz Taylor. Su carrera dio un giro inesperado cuando protagonizó un personaje capaz de dar la réplica a Doris Day en “Pillow Talk” en la que actor fue elogiado por su bis cómica. A esta le siguieron otras varias películas del mismo estilo. En total, Hudson protagonizó 62 películas. En la televisión protagonizaba la serie "McMillan and Wife" en los 70 y representó a un personaje recurrente en la por entonces famosa telenovela Dinastía.

En principio, el público no conoció la homosexualidad de Rock Hudson. Cuando los rumores empezaron a circular a mediados de los 50 su agente, temiendo que su fama pudiese estropearse, lo casó con Phyllis Gates (su secretaria). Como era de esperar el matrimonio se deshizo a los tres años y Hudson continuó sus romances secretos con hombres. En julio de 1985, mientras estaba en París, Hudson se desplomó en la recepción del Hotel Ritz, donde se alojaba y fue ingresado en el American Hospital. La noticia oficial fue que Rock Hudson estaba soportando un cáncer hepático pero después se supo que estaba en París intentando acceder a una medicina experimental contra el SIDA. Aunque miles de personas ya habían muerto a causa del SIDA la noticia fue un golpe muy duro en principio para sus amigos, para sus admiradores y para todos los que lo conocían. 

El caso de Hudson puso de manifiesto por primera vez el peligro que implicaba la epidemia en la conciencia colectiva. El impacto tuvo dos vertientes, primero que nadie era inmune al SIDA y la segunda fue que si Rock Hudson podía ser gay entonces ¿quién más no podría serlo? Fue la popularidad de Hudson la que extendió el temor a contraer la enfermedad y la preocupación sobre una crisis de salud pública de la magnitud del SIDA. Es incuestionable que el fallecimiento de Rock es responsable del incremento en el conocimiento de la enfermedad y de la presión que ejercieron sus amigos, quienes no dudaron en utilizar su fama para lograr el aumento de los gastos públicos destinados a combatir esta enfermedad.

Divulgado por: Rubén Tosoni.
Publicado por primera vez en este Blog el 18/06/2008

No hay comentarios: