3 jul. 2009

India. Un gran paso hacia la igualdad de derechos.


Celebración Miembros de asociaciones homosexuales en Chennai (India), el domingo.
Foto: EFE

El Periódico de Cataluña
3/7/2009

La India abre el armario.
El Tribunal Superior de Nueva Delhi despenaliza las relaciones homosexuales.

• La ley, vigente desde hacía 148 años, podía conllevar un castigo de 10 años de prisión

Artículo de Mar Juncas.

Nueva Delhi.
El Tribunal Superior de Nueva Delhi dictaminó ayer el fin de la penalización de las relaciones sexuales entre adultos del mismo sexo en una sentencia histórica para la India democrática y de progreso. Este polémico artículo 377 es una antigua ley colonial británica que tipificaba como delito la homosexualidad –en concreto, «los actos sexuales contra natura»– desde hacía 148 años. «Cualquier tipo de discriminación es la antítesis de la igualdad», razonó la corte.
Sin saber que en pocos días su condición no volvería a resultar una acción delictiva, miles de activistas se congregaron el pasado domingo con motivo del día del orgullo gay en las principales ciudades del subcontinente indio. Era el segundo año que el desfile se celebraba en la India, un país de mayorías conservadoras, religiosas y analfabetas. El año pasado no fue conocido el trayecto de Nueva Delhi hasta minutos antes de su inicio por temores a represalias policiales.

Cambio de mentalidad
Las principales ciudades del país volvieron ayer a ver el simbólico arco iris ondear entre celebraciones emocionadas tras años de discriminaciones e injusticias. Unas 200 personas se volcaron a celebrar la noticia en la ciudad sureña de Bangalore. Sumathi, una lesbiana y activista de Sangama, una organización de derechos humanos para las minorías sexuales, aseguraba desde el lugar de la fiesta que «este es el primer paso hacia la igualdad, que debe venir acompañado de un cambio de mentalidad general que conllevará mucho trabajo».
Entre los presentes resaltaba la presencia y desparpajo de Sneha, una joven transexual: «Hoy es un gran día. Me gustaría agradecer al juez su decisión, pero la calle es dura y cruel, y el estigma contra nosotros no se esfumará hoy», decía la exuberante transexual, que ya sueña con casarse con su novio de toda la vida y obtener su pasaporte. Una ley para lo que aún deberá esperar.
De momento, la sentencia del Tribunal Superior estará vigente hasta que el Gobierno enmiende la ley que se opuso revisar en el 2004. El fallo en sí mismo no deroga el artículo del código penal, competencia que recae en el Parlamento, pero sí sienta jurisprudencia respecto a la penalización de la homosexualidad. Un delito que podía acarrear 10 años de prisión y una multa.

Representantes cercanos a las religiones coexistentes ya han mostrado su descontento con la resolución. Como el imán de la gran mezquita de Delhi, que ha declarado a medios locales que es «absolutamente erróneo legalizar la homosexualidad». « Nosotros no aceptaremos la ley aunque el Gobierno lo haga», añadió. Menos tajante ha sido el padre Dominic Immanuel, que en nombre de la archidiócesis católica de la capital ha declarado no oponerse a la despenalización pero sí a su legalización.

No hay comentarios: