29 abr. 2011

Cuídate en Positivo- Barcelona - Política e inmigrantes - Elecciones Municipales 2011.

Úrsula Santa Cruz y Rubén Costa comparten la pasión por temas sociales, ambientales y de género.

Foto: Juan Carlos Ballardo.

La lista de ICV-EUiA en Barcelona cuenta con una peruana y un argentino.

preFuente: http://www.enlatino.com

  • Están preocupados por el auge de un discurso político que criminaliza al inmigrante.
  • Se sienten orgullosos de hacer parte del primer grupo de extranjeros que figura en listas electorales.
  • Esperan que no se ahonde una fractura social en contra de la inmigración, cuando la crisis la está pagando la "clase obrera en general".
Artículo de: ZULMA SIERRA
Barcelona
06/04/2011

Ar EDAD: 44 y 47 años

TIEMPO EN ESPAÑA: 9 y 10 años

PROFESIÓN: Psicóloga y Periodista

LISTA: Números 14 y 18 en la lista encabezada por Ricard Gomà

PARTIDO: Coalición ICV-EUiA (Iniciativa per Catalunya Verds - Esquerra Unida i Alternativa).

Montador, grabador de datos y tertuliano de COM Radio. Rubén recuerda que hizo de todo en sus inicios como inmigrante en Barcelona y que su acercamiento a la política de ICV se produjo en 2004 "porque vi que defendían con radicalidad cuestiones que considero muy importantes como los asuntos sociales, ambientales y de género".

Úrsula también explica que sus comienzos en este país no fueron fáciles. Pese a ser psicóloga profesional, trabajó como empleada doméstica durante cuatro años y logró regularizar su situación en 2005. Paralelamente, hacía un máster en cuestiones de género y así se le abrió la puerta para trabajar en el Ayuntamiento de Rubí.

Hoy en día, Rubén es conseller del grupo municipal ICV-EUiA en el distrito de Ciutat Vella y Úrsula es la responsable de la Oficina de Atención a la Mujer en el Ayuntamiento de Montcada i Reixac.

Ella, que milita en el partido desde 2009 se define como una mujer de izquierdas y por lo tanto, esta coalición "resulta la más acorde con mis valores y lucha porque a los inmigrantes se les trate como ciudadanos con igualdad de derechos".

Actualmente, ICV-EUiA cuenta con cuatro regidores municipales, de manera que estos dos aspirantes al Consejo Municipal de Barcelona saben que por sus lugares en la lista son pocas las posibilidades de salir electos. Sin embargo, ambos coinciden en que es un primer paso importante y significativo: "no proponemos para un determinado colectivo sino para la sociedad en general, donde también hay inmigrantes. Ese 12% ó 16% que representamos en esta sociedad se está viendo reflejado no sólo en la lista ICV-EUiA sino en la de los demás partidos. Éste es un avance. Lo peor que podría pasarnos es que se nos invisibilice".

Si le plantearan a un latinoamericano con nacionalidad española o a uno que acaba de inscribirse con su NIE para participar en los comicios del 22 de mayo por qué votar a esta coalición, Rubén lo tiene clarísimo: "porque no aceptamos las recetas neoliberales para salir de la crisis y por lo tanto, no criminalizamos al inmigrante, no tenemos el discurso hipócrita de echarle la culpa a los más débiles".

Según explican, la propuesta del partido pasa por recaudar en aquellos capitales donde no se ha recaudado hasta ahora y perseguir el fraude fiscal. En cuanto a la tan mencionada integración de los inmigrantes, aseguran que ésta pasa por diferentes ámbitos: desde la precariedad laboral hasta la sobreocupación de viviendas y la discriminación en las políticas que justamente abordan los temas migratorios.

"La gente debe conocer las causas estructurales de la migración, porque todos somos parte de la solución para este país", anota Úrsula, para quien resulta preocupante ver a personas de origen extranjero defendiendo el discurso de la 'mano dura' contra la inmigración: "al parecer, se sienten muy estables y se les olvida lo que pasaron al llegar aquí".

Para estos dos aspirantes a regidores también es cuestionante la fractura social que se está abriendo en la sociedad debido a un discurso político "que profundiza la idea de no aceptar al diferente" o de un discurso político "ambiguo que sólo habla bien de la inmigración cuando le conviene electoralmente".

Lamentan que, en plena bonanza, sólo se haya pensado en el inmigrante como "mano de obra" y no se haya aprovechado su potencial como profesional: "no hubo visión estratégica para entender que el futuro no sería siempre estable y el país fue visto como una empresa de trabajo temporal".

Ambos se refieren a la clase obrera en general, como la que está pagando los platos rotos de la crisis e insisten en que ningún partido está ahondando en la verdadera causa de los problemas económicos: "que se privilegió la especulación inmobiliaria y bancaria".

Por otra parte, a ellos se unen la colombiana Érika Torregrossa, en la lista del Partit Socialista de Catalunya (PSC) de Barcelona y el también colombiano Marco Sánchez, en la lista de Convergència i Unió (CiU) de Barcelona.

No hay comentarios: