26 jun. 2009

VIH-Sida. Diagnóstico positivo



VIH: ¿Que hacer ante un diagnóstico positivo?

Estoy asustado y tengo miedo. ¿Puedo hacer algo para afrontar esta situación?
El solo hecho de saber que estás infectado por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) puede hacer que afloren en tí muchos miedos. Una manera de luchar contra esos miedos es informarte y aprender todo lo que puedas sobre la enfermedad. Tener conocimiento acerca de la infección por el VIH y del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) también te ayudará para cuidarte de la mejor manera posible. Puedes luchar para vencer tus preocupaciones acerca de la infección por el VIH moviéndote con información segura. A pesar de que tus amigos y/o la familia te pueden dar consejo, la mejor información proviene de tu médico o de tu asesor psicológico. Otra fuente informativa muy útil la constituyen las asociaciones de lucha contra el Sida o las que prestan servicios a los seropositivos. No permitas que los sentimientos que has desarrollado en el pasado, referidas a tu conducta, tu estilo de vida o la posibilidad de que puedas haber transmitido el VIH a otras personas, te condicionen a la hora de intentar obtener ayuda e información.

¿Qué puedo hacer para ayudarme?
La buena noticia respecto de la infección por el VIH es que el tratamiento temprano está ayudando a que personas con esta infección vivan por más tiempo y lleven vidas más saludables.
Ahora bien, es normal que sientas tristeza, ansiedad y miedo al comienzo cuando te enteras de que has resultado positivo en la prueba para la infección por el VIH. Sin embargo, si tiene dificultad para dormir, comer o concentrarse, o si tiene ideas suicidas, háblalo con tu médico o con tu consejero psicológico. Si está deprimido o si se siente ansioso, el tratamiento también puede ayudarte a que te sientas mejor. Si te informan que eres seropositivo al VIH puedes permitirte el sentirte asustado. Esto es comprensible y aceptable. Pero no permitas que ese miedo te impida hacer todo lo que puedas para ayudarte a ti mismo.

Aquí te reseñamos algunas cosas que puedes hacer:

Házte revisiones médicas a intervalos regulares de tiempo, incluso si te sientes bien.
Ponte de acuerdo con tu médico para saber con qué frecuencia debes visitarte.

Usa lubricante de base acuosa y condones de látex para todas las penetraciones. Practica siempre tus relaciones siguiendo las normas del "sexo seguro". ¡Si no sabes cómo hacerlo consulta! Tu médico, las asociaciones y este blog te pueden facilitar esta información.

Ayuda a tu cuerpo a combatir la infección tomando menos bebidas alcohólicas y fumando menos o, si puedes, déjalos por completo.

Come siguiendo una dieta balanceada.

Intenta hacer ejercicio con regularidad.

Duerme lo suficiente.

Determina los factores causantes de estrés en tu ambiente hogareño y en tu trabajo. Posibilita la disminución de ese estrés.

No compartas jeringas para inyectarte drogas y/o esteroides, tampoco uses agujas sin desinfectar para abrirte agujeros en el cuerpo, para ponerte adornos o para hacerte tatuajes.

Procura establecer revisiones dentales con regularidad; recuerda que los sangrados de las encías aumentan el riesgo de posible transmisión del VIH.

Intenta trabajar como voluntario para una organización de lucha contra el SIDA. Hacerle frente a tus miedos de una forma práctica puede ser una buena forma para ayudarte a afrontarlos.


¿Quién debe saber que estoy infectado por el VIH?
Si has tenido un resultado positivo en tu prueba para el VIH debes, siempre que sea posible, informárselo a tus parejas sexuales pasadas y actuales. Así les facilitarás también la posibilidad de hacerse la prueba. Respecto a cualquier pareja sexual futura recuerda que puedes tener sexo siguiendo las normas del "sexo seguro" optando por comentar tu resultado positivo, en el momento en que lo creas conveniente. Si en el momento de saberlo mantienes una relación íntima posiblemente sea conveniente que hables con tu médico o con tu asesor psicológico para saber cómo explicarle ese resultado a tu pareja.

Es conveniente que tanto tu médico de cabecera como tu dentista sepan que estas infectado por el VIH. Esto les ayudará a que te faciliten el tratamiento adecuado. Tu privacidad deberá ser respetada y ningún profesional de la salud puede rehusar tratarte solamente por el hecho de ser seropositivo respecto a el VIH.


¿Qué asuntos legales debo considerar?
Conviene que todas las personas que tienen un resultado positivo en la prueba para el VIH tengan en cuenta con anticipación que opciones desean seguir en caso de que enfermen de gravedad y puedan no estar capacitadas para decirles a los demás lo que desean. Las directrices anticipadas ("Advanced Directives") son pautas por escrito que informan a los médicos de tus deseos en relación con los distintos tipos de tratamiento si no puedes tomar esas decisiones por ti mismo o misma.

También puedes pensar, en caso de que tu unión no sea por matrimonio, ni por inscripción como pareja de hecho, en conseguir un poder de duración indeterminada para fines de atención médica ("medical power-of-attorney"). Se trata de un documento legal que nombra a alguien (por ejemplo a tu pareja , a un miembro de tu familia o a un amigo) para que tome decisiones por tí en caso de que enfermes de gravedad. Un abogado puede elaborar los documentos para las directrices anticipadas y para un poder de duración indeterminada con fines de atención médica.


¿Dónde puedo obtener más información sobre la infección por el VIH y el SIDA?
Existen muchos recursos disponibles a nivel nacional, estatal y local incluso para las personas que están bien de salud pero manifiestan su preocupación por haber contraido el VIH y la posibilidad de transmitirlo. También es aconsejable que profundicen en la información, las parejas, los familiares y/o amigos que quieran apoyarte.

Material elaborado en base a documentos de familydoctor.org

No hay comentarios: