30 jun. 2009

Marcha del Orgullo Gay en Barcelona.


Bandera gay ondeando en el Ayuntamiento de Barcelona, ayer.
Foto: Ricard Cugat

El periódico de Cataluña 29/06/2009

ENCUENTRO LÚDICO REIVINDICATIVO EN LA CAPITAL CATALANA.


Miles de manifestantes animan la primera gran marcha gay de Barcelona.

• El desfile del orgullo homosexual abarrotó la calle de Sepúlveda en ruta hasta la plaza de Espanya.
• La movilización se convirtió en una gran fiesta que atrajo a simpatizantes y vecinos del Eixample.

Artículo de David Placer
BARCELONA

Los empresarios del ocio gay del Eixample lograron una convocatoria masiva que reunió ayer por la tarde a unas 12.500 personas, según la Guardia Urbana, en el primera gran desfile del orgullo gay de Barcelona, que también congregó desde la mañana a otro numeroso grupo en la plaza de Espanya. Los organizadores calcularon que unas 35.000 personas participaron en total en el encuentro, que terminó esta madrugada en la avenida de Maria Cristina.
La marcha, que partió con una veintena de coloridas carrozas desde la plaza de la Universitat hasta la de Espanya, logró reunir a homosexuales, lesbianas, familias y vecinos del Eixample que aplaudieron la cita, más parecida a un carnaval que a una manifestación reivindicativa.
La movilización fue encabezada por el segundo teniente de alcalde Ricard Gomà, el concejal de Gràcia, Guillem Espriu, y el portavoz del PSC, Miquel Iceta, que mostraron la pancarta: «Tus derechos, nuestros derechos, los derechos humanos». Los partidos políticos IC-V, PSC, ERC y CDC, que contó con una carroza bautizada «Convergays», también quisieron apoyar la cita.
Detrás de ellos, los participantes de las carrozas fueron bailando samba y música tecno, con disfraces exhuberantes, poca ropa y con plumas que decoraron sus trabajados cuerpos de gimnasio. Al final de la marcha, la Guardia Urbana detuvo a un joven de 24 años que se subió en una carroza y comenzó a agredir a los animadores.

UNA INMENSA MINORÍA / El Front d’Alliberament Gai de Catalunya ha celebrado en los últimos 30 años marchas por los derechos de los homosexuales, pero la cita de ayer, impulsada por el ocio nocturno, logró una concurrencia que colapsó la calle de Sepúlveda. El Front d’Alliberament se ha mostrado contrario a esta convocatoria por considerar que tiene un marcado carácter mercantilista.
La marcha discurrió en medio de un ambiente festivo y observada con cierto asombro por los vecinos desde sus balcones. «No tengo nada en contra de ellos y por eso traje a mis hijos pequeños. Pero si tuvieran 12 años no los traería, porque tampoco quiero hacer nada para que esto parezca algo positivo para ellos», explicó un vecino de Sant Antoni que bajó con su esposa a ver la marcha.
Juan Carlos Gràcia, de 34 años, un asistente que caminó envuelto con la bandera gay, cree que, pese al camino ganado contra la homofobia, este tipo de actos todavía son necesarios. «Necesitamos hacernos más visibles y que la sociedad vea que somos una minoría, pero una inmensa minoría», declaró. Uno de los organizadores del encuentro, David Martí, explicó que el desfile tenía como propósito «normalizar los nuevos modelos de familia».
Pero los éxitos de la fiesta se concentraron en otros lugares. Un coche descapotable mostraba a un ¿travesti? ¿transexual? con un escultural cuerpo de mujer que bailaba samba y que recibió como nadie aplausos y felicitaciones.
En la fiesta final, en la plaza de Espanya, el dúo Barb@zul, de estética bear, interpretó con gran éxito un himno gay especialmente compuesto para la ocasión.

No hay comentarios: