15 ene. 2013

VIH Sida Cuídate en Positivo - Genéricos, posible fracaso terapeútico , laboratorios y dinero.



Fármacos, eficiencia y dinero.

Los fármacos genéricos contra el VIH, «más baratos pero menos efectivos».


Los medicamentos genéricos antirretrovirales han logrado resultados importantes en el control de la epidemia mundial de VIH. Sin embargo, un estudio realizado en Hospital General de Massachusetts(EE.UU.), utilizando un modelo matemático, ha calculado el impacto que tendría la sustitución de efavirenz y lamivudina (Atripla) por genéricos en todas las personas de EE.UU. con VIH que reciben esta formulación en combinación con tenofovir. Los resultados muestran que los genéricos serían menos eficaces que la combinación de marca. El trabajo, que se publica en Annals of Internal Medicine, es una llamada de atención a los médicos que atienden a personas con VIH ante la inminente llegada de la era de los antirretrovirales genéricos en EE.UU., y también en otros países.

Así, en el estudio se advierte que el aumento en el uso de tratamientos antirretrovirales contra el VIH que incluye fármacos genéricos puede aumentar las posibilidades de «fracaso terapéutico». Los datos de este trabajo se refieren a EE.UU. donde ya hay fármacos antirretrovirales genéricos aprobados y que se van a comercializar en breve.

Los autores, coordinados por la investigadora Rochelle Walensky, advierten que cualquier uso de genéricos, más baratos en la mayoría de las ocasiones que los fármacos de marca, en el VIH puede suponer el «fracaso terapéutico» del paciente. Ante la llegada de estos productos, que se cree que supondrá un ahorro de 1.000 millones de dólares al año para la sanidad en EE.UU. (cerca de 750 millones de euros), los datos de este trabajo «cuestionan» la eficacia de estos nuevos productos. De hecho, los autores calculan una pérdida de vida de casi 4,4 meses en la vida de las personas con VIH, mientras que el ahorro en el coste por un tratamiento de por vida en cada paciente sería de 42.500 dólares (unos 32.000 euros).

Copias similares.

Los medicamentos genéricos son las copias más baratas de los medicamentos de marca; actúan de la misma forma que los de marca y contienen sus mismos ingredientes activos, aunque en algunos hay pequeñas diferencias. Los genéricos son generalmente más baratos porque hay menos gasto en investigación y desarrollo, y se emplean en casi todas las enfermedades.

Los antirretrovirales genéricos en el VIH son muy utilizados en los países más pobres, debido especialmente a su menor coste. Sin embargo, en los países más desarrollados es ahora cuando se ha planteado su incorporación. En España, por ejemplo, explica Juan Carlos López, del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, el único genérico que aprobado es el de lamivudina, también conocido por 3TC (Epivir). «Pero el laboratorio que comercializa Epivir ha bajado su precio a nivel de genérico y en muchos hospitales españoles, al menos en el nuestro, se utiliza el de marca a precio de genérico. No hay -subraya- ningún otro genérico en España, ni combinaciones de ellos. Pero -reconoce- a lo largo de este año y del próximo es posible que entren en el mercado español varios en genéricos».

El tratamiento actualmente recomendado para los pacientes recién diagnosticados de VIH se basa en una única pastilla (Atripla) que contiene tres medicamentos antirretrovirales de marca -tenofovir (Viread), emtricitabina (Emtriva) y efavirenz (Sustiva)-. Desde 2012 ya existe en EE.UU. un genérico con un mecanismo de acción similar a la emtricitabina y se espera que la versión genérica de efavirenz esté disponible próximamente.
Sin embargo, si bien es cierto que la sustitución de los medicamentos de marca por genéricos supondrá un ahorro, los expertos creen que existe el riesgo de que disminuya la adhesión a los tratamientos; es decir, explica Walensky, es más fácil olvidar tomar 3 pastillas -2 genéricos más el de marca- que 1 única pastilla. «La reducción de gastos -dice- no debe hacerse a expensas de la salud de los pacientes». Ahora bien, en aquellos que siguen tomando su medicación de la forma correcta, la eficacia de una terapia con genéricos podría ser similar. Sin embargo, aquellos que olvidan tomar una dosis tienen un riesgo mucho mayor de fracaso terapéutico.

En su opinión, esta es una solución de «compromiso» que muchos de nosotros encontramos «emocionalmente» difícil de recomendar y, tal vez, «imposible desde un punto de vista ético».

Mantener los combos.

En este sentido, en España la Sociedad Española Interdisciplinaria del Sida (SEISIDA) ya había advertido que los recortes podrían llegar afectar al tratamiento de las personas infectadas por el VIH. Así, algunos centros hospitalarios ya han recibido la comunicación de variar los regímenes actuales, basados en combinaciones fijas de antirretrovirales( dos o tres fármacos en una única pastilla), para pasar a administrarlos de forma individual. Aunque, afirman, parece lo mismo, no lo es, porque está demostrado que a mayor número de pastillas, menor cumplimentación del tratamiento y, por lo tanto, peores resultados terapéuticos.

Por este motivo, señalaron que «exceptuando los casos en los que se requiera un ajuste de dosis,debe recomendarse la utilización preferente de combinaciones fijas de antirretrovirales en el tratamiento de la infección por VIH en aquellas situaciones en que los fármacos incluidos sean de elección. Por ello, tanto la administración pública como la industria farmacéutica deben realizar el máximo esfuerzo posible para preservar el uso de las combinaciones fijas de antirretrovirales cuando la aparición del equivalente genérico de alguno de sus componentes plantee el riesgo de la ruptura de la combinación fija y su administración por separado».




No hay comentarios: