3 may. 2012

VIH Sida Cuídate en Positivo - Libros - España (Madrid) - Como hablar de sexo con niños.



 E
Foto: Archivo AmecoPress.

En el marco del “Programa de prevención de VIH y otras Infecciones de Transmisión Sexual”.

No le cuentes cuentos”, relatos sobre sexualidad para leer en familia.


Madrid, Lunes 30 de abril de 2012, por Maria Pereira.

No le cuentes cuentos” está editado por la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA) en el marco del “Programa de prevención de VIH y otras Infecciones de Transmisión Sexual”, desarrollado en colaboración con la Secretaría del Plan Nacional sobre el Sida.

El cuento, elaborado por Carlos de la Cruz y Mario de la Cruz con ilustraciones de El Rubencio, tiene como objetivo ofrecer a padres y madres una herramienta para poder hablar de sexualidad y reproducción con sus hijos e hijas a partir de 3 años. A través de las ilustraciones y las preguntas que aparecen página a página, la familia puede hablar de la sexualidad e ir descubriendo respuestas. En la parte final de la publicación se aportan una serie de conceptos básicos, pistas y consejos para abordar estos temas con los más pequeños de forma que la información sea comprensible.

Presentación
Todo el texto es fruto de dos cabezas, cuatro manos y un ordenador. Y aunque entre los dos autores hay una diferencia de 35 años, ambos han puesto el mismo empeño: hacer que lo sexual no sea un secreto y que sea algo de lo que se pueda hablar y, sobre todo, algo de lo que se pueda hablar en las familias. Por eso se han limitado a hacer lo que proponen: a hablar de sexualidad en familia, incorporar aportaciones y a contar, después, lo que saben.

Para que el cuento sirva para hablar animan a que además de leer los textos y leerlos en voz alta, utilicen las preguntas que aparecen en cada página, para que así el diálogo vaya en la doble dirección. Tan importante es que hijos e hijas aprendan a escuchar como que aprendan a que se les escuche. Las ilustraciones también permiten hablar de muchos temas e incluso jugar con ellas (por ejemplo ayudando al espermatozoide a llegar hasta el óvulo) No hace falta ser un gran experto para intuir que los diálogos son mejor que los monólogos. Aunque tampoco se puede olvidar que para llegar al diálogo hay que ir poco a poco y que se empieza hablando.

Al final, cuando acaban las ilustraciones, el cuento continúa para la persona adulta. Aunque quizás lo más adecuado sea leer todo eso al principio, antes de ponerse con el niño o con la niña a hablar de sexualidad y reproducción. En esos comentarios quieren aportar pistas sobre cada una de las páginas, con pequeñas claves que tratan de explicar lo que aparece en cada uno de los puntos y algún consejo para que seamos capaces de ampliar la información que aparece en el texto principal. Por último quieren acabar esta presentación dedicando unas letras a las ilustraciones. Cada una de ellas tiene vida propia y valdrían por sí solas para explicar todo lo que saben sobre sexualidad y reproducción. Después de verlas es muy fácil entender porque se dice que “una imagen vale más que mil palabras”.

No hay comentarios: