9 mar. 2014

Cuídate en Positivo - Formas de transmisión del Virus de Inmunodeficia Humana (VIH).



¿Cómo se transmite el VIH través de fluidos corporales?
A través de www.geosalud.com

El VIH vive y se reproduce en la sangre y otros fluidos corporales. Sabemos que los siguientes fluidos pueden contener altos niveles de VIH:

·        Sangre
·        El semen
·        Fluido pre-seminal (pre-eyaculatorio)
·        La leche materna
·        Fluidos vaginales
·        Fluido mucoso proveniente del recto y/o ano.

Otros fluidos corporales y productos de desecho  como las heces, fluido nasal, la saliva, el sudor, las lágrimas, la orina o en el vómito no contienen suficiente VIH para infectar, a menos que tengan sangre mezclada en ellos y  la persona tenga  un contacto significativo y directo con ellos.
Los trabajadores de la salud  pueden estar expuestos a algunos otros fluidos corporales con altas concentraciones de VIH, incluyendo:

·        El líquido amniótico
·        El líquido cefalorraquídeo
·        El líquido sinovial

El VIH se transmite a través de fluidos corporales en formas muy específicas:

Durante el contacto sexual: Cuando una persona tiene  sexo anal, oral o vaginal con una pareja, lo normal es que tenga contacto con los fluidos del cuerpo de su pareja. Si su pareja tiene VIH, los virus presentes en los fluidos corporales pueden entrar en  el torrente sanguíneo a través de roturas microscópicas o roturas en los revestimientos delicados de la vagina, la vulva, el pene, el recto o la boca. Rasgaduras  en estas áreas son muy comunes y pasan desapercibidas. 

El VIH también puede entrar a través de heridas abiertas, como las causadas por el herpes o la sífilis si los fluidos corporales infectados con VIH entran en contacto con ellas. Si la persona sufre de una enfermedad de transmisión sexual (ETS) tiene mayor riesgo de contraer la infección por el VIH.

Durante el embarazo, el parto o la lactancia: Los bebés tienen contacto constante con líquidos con alta concentración de VIH  del  cuerpo de su madre,  incluyendo el líquido amniótico y  la sangre durante el embarazo y el parto. Después del nacimiento, los bebés pueden contraer el VIH por beber leche materna infectada.

Como resultado de la inyección de drogas: Las drogas intravenosas  ponen a la persona  en contacto con la sangre de otras personas cuando se  comparte agujas. Las agujas o medicamentos que están contaminados con sangre infectada con VIH pueden hacer entrar directamente el virus en el  cuerpo.

Como resultado de la exposición profesional: Los trabajadores de la salud tienen el mayor riesgo de este tipo de transmisión del VIH. Los trabajadores que  trabajan en un centro de salud, pueden  entrar en contacto con sangre infectada u otros fluidos a través de pinchazos o cortes. Unos pocos trabajadores de la salud se han infectado cuando los fluidos del cuerpo han  salpicado en los ojos, la boca o en una herida abierta.

Como resultado de una transfusión de sangre con sangre infectada o un trasplante de órganos de un donante infectado: los requisitos de detección del VIH en los Bancos de Sangre hacen muy rara  estas formas de transmisión del VIH.

Por mediación de www.geosalud.com

No hay comentarios: